HACKER FESTZELT

La carpa  cuenta con 9,300 asientos. Desde el 2004 el cielo está decorado con nubes y estrellas recordando una historia popular dedicada a Aloisio, un ciudadano de Múnich que muere y se va al paraíso.

HACKER FESTZELT1

Después de un tiempo se aburre y comienza a quejarse y a arruinar el buen humor de los otros. Es así que lo mandan en misión especial al Municipio de Múnich pero termina yendo a la carpa del Oktoberfest, específicamente la de Hackerbraeu.
Desde las 5:30 de la tarde tocan rock’n’roll como alternativa a la música bávara predominante en el resto de las carpas y esto atrae a mucha gente joven.  La cerveza es la cervecería Hackerbraü.

Visita Guiada por Múnich

x
cookie

Informativa sui cookie

Questo sito o gli strumenti terzi da questo utilizzati si avvalgono di cookie necessari al funzionamento ed utili alle finalità illustrate nella cookie policy. Se vuoi saperne di più o negare il consenso a tutti o ad alcuni cookie, consulta la cookie policy.
Chiudendo questo banner, scorrendo questa pagina, cliccando su un link o proseguendo la navigazione in altra maniera, acconsenti all’uso dei cookie.